Saltar al contenido principal

El arrendatario me pide una factura, ¿qué debo hacer?